Páginas vistas en total

sábado, 13 de agosto de 2016

TALLIN CASCO VIEJO II

ESTONIA -TALLIN ESTONIA.


45000 KM2. RODEADA DE BOSQUES. SU CAPITAL, DE ORIGEN DANÉS, ES TALLIN. PRIMERA REFERENCIA GEOGRÁFICA EN 1154. ESTÁ BAÑADA ESTONIA DE UNOS 600 RÍOS Y 800 LAGOS. YA ENTRE LOS SIGLOS XI-XII SURGEN NOTICIAS DE ASEDIOS VIKINGOS. EN EL AÑO 1234 FUNDA TALLIN WALDEMAR II.


Es momento de dar la bienvenida a la Estonia de mis amores, dicho esto por la devoción que profeso a la banda de rock Vanilla Ninja, tristemente extinguida, que surgió de esta patria cuya primera referencia geográfica data del año 1154. En estas líneas, homenaje merecido para las mencionadas rockeras que nos dejaran temazos irrepetibles como aquellos: "Silence", "Pray", "Destroyed by you" o "Cool Vibes". Ahí van un par de vídeos para acompañar el texto que abre estas crónicas estonias.


https://youtu.be/yq-vQalhFnY

https://youtu.be/6enLXVvWceo


Rodeada de bosques, un 52% nada menos de arbolado, bosques, naturaleza, en la línea de Lithuania y Letonia, se presenta majestuosa Estonia. Voy rumbo a Taani Linnus, actual Tallin. Es pequeña, recoleta, coqueta, medieval y de cuento Tallin. Bicicletas por doquier, algunas cubiertas con techo incorporado para transportar a pasajeros. Accedo por la histórica puerta de Viru (1265). Hubo entonces unas 60 torres, de las cuales quedan 27.




La antigua villa amurallada es una delicia, encantadora y hospitalaria. Enseguida llego a la que fuera una de las puertas de salida de Tallin en el callejón de Katarina; un pasadizo con esencia de secretos y misterio. 


A través de su puerta de arco uno entra en otro mundo añejo... La iglesia que observo, de idéntico nombre al mencionado pasaje, está en ruinas desde el siglo XVI y perteneció a los dominicos. Acércate hasta el precioso edificio, calle Vene, que en su día fuera sede de Comunicaciones y telégrafos, reutilizado hogaño (actualmente) como hotel de lujo. Preciosa fachada blanca modernista. Estoy en la calle donde los rusos, quienes tomaron el control gubernamental en el siglo XVIII, tenían sus almacenes. Hay un lugar recoleto, precioso, romántico y acogedor que debes visitar si sigues por esta zona. Se trata del idílico jardín floral con fuente ante la sencilla y bonita iglesia de San Pedro y San Pablo. Un remanso de paz. 



Ya otra vez abrigado por la alharaca del centro, me encuentro con la antiquísima farmacia medieval de la familia húngara de boticarios Burchart (1422). Es uno de los negocios más antiguos del mundo.



La farmacia es como de cuento. Es buena zona para tomar algo y disfrutar de Tallin Raekoja Plats, la plaza del ayuntamiento. Diáfana, terrazas, locales, gente por todas partes, animación, plantas, flores, colorido...


Desde lo alto de este edificio gubernamental (1404), en la veleta, nos observa Tomás el Viejo, uno de los máximos representantes 
del gremio de los Cabezas negras.

Cualquier sitio aquí es perfecto para tomar algo, y si eres cervecero, la más popular, consumida, la que más gusta es la de la marca Saku. Me encamino hacia la oficina de turismo, en la calle Kullaseppa 4 y reparo en la curiosa calle de los borrachos o Dunkri. A lo lejos destaca ya el altísimo campanario de la iglesia de San Nicolás(siglo XIV) en la calle Niguliste. Es una estructura muy blanca impactada  por la guerra. Ahora es una sala de conciertos y museo.



Si te va la pintura siniestra, aquí puedes disfrutar con la obra "Danza macabra" de Bernt Notke, o mejor dicho, lo que un bombardeo dejó me ella. Continuo explorando por la escarpadura (calle empinada) de Luhike Jalg o calle de la pierna corta. Es muy bonita la cafetería de madera con balcones y barandilla que verás sobre la muralla. El toque espeluznante lo ponen unas raras estatuas de unos monjes encapuchados. Ya voy de camino a la zona alta de Toompea. Mucha animación, preciosa esta parte de la villa.

Mucha gente congregada ante la fascinante iglesia rusa ortodoxa de Aleksander Nevsky (1900), una maravilla pergeñada (llevada a cabo) por Mikhail Brazhensky. Es una gran mole blanca con capirotes negros y cruces doradas dobles de estilo historicista bizantino, inaugurada por el zar Nicolás II. Uno no sabe desde dónde sacar la foto. 



Su interior es una suave miscelánea colorista, como viene siendo la pauta ortodoxa. Predominio de iconos y dorados que refulgen fatuos (relucen muy soberbios). Ya saliendo me topo con la rosada fachada del Parlamento. 



Prosigo por Toom Kooli o calle de la escuela para admirar un paisaje urbano de tonos cálidos. Es el turno de la iglesia de Santa María (1240). Fue culminada por la orden del Cister y como observarás, al ser su interior luterano, carece casi por completo de ornamentos, pues consideran ellos que el templo debe ser un lugar de recogimiento y oración y algo tan vano como la belleza estética no debe interferir en las preces (rezos) y servicios religiosos. La entrada cuesta dos euros. Si quieres subir al campanario, suma otros cinco. Me llama la atención un enjambre. de escudos barrocos, realizados por Christian Ackermann, que penden de las paredes. Pertenecen a familias nobles que ayudaron a su mantenimiento y fueron enterradas aquí como señal de agradecimiento. 


La antigua Reval, la moderna Tallin que se ganara a pulso la admiración y amparo de la Unesco en 1997, me sorprende ahora con un mirador alucinante en la colina de Toompea. Muchos puestos callejeros, tiendas, lugares para consumir, gentío, turistas, animación en torno a Kohtu 5. Cuenta la leyenda que este promontorio lo construyó Linda, la viuda del héroe estonio Kalev, en memoria de su amado.



No hay comentarios: