Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2016





DATOS HISTÓRICOS.

MENCIONADA POR PRIMERA VEZ EN 1337 POR WIGANDUS MARDURGENSIS, FUE FUNDADA POR EL DUQUE GEDIMINAS EN EL SIGLO XIV. SU HIJO, KESTUTIS, VIVIÓ EN EL CASTILLO ENTRE 1345-82. AÑOS MÁS TARDE, ENTRE 1392-1430 NACERÍA AQUÍ EL REGENTE VYTAUTAS.

DESPUÉS DE NUMEROSAS BATALLAS, EL CASTILLO SERÍA DESTRUIDO EN 1391 PARA RENACER A PRINCIPIOS DEL SIGLO XIV. EN ESTA ÉPOCA SURGE LA POBLACIÓN DE LOS KARAITAS (1397-98).





ESTE PUEBLO RELIGIOSO TURCO, DE HONDO ARRAIGO ISLAMITA Y SEGUIDORES LEALES DEL ANTIGUO TESTAMENTO, VIVÍAN EN CURIOSAS Y BONITAS CASAS, COMO LAS QUE FIGURAN DEBAJO. SON FÁCILES DE RECONOCER POR LA DISPOSICIÓN TRIPLE DE LAS VENTANAS.







Hoy salgo a las afueras de Vilnius para acercarme hasta una pequeña localidad que por su aspecto parece como de cuento. Aquí en Trakai se encontrarían los restos del castillo donde naciera el archifamoso Vytautas. El castillo de la antigua capital Lithuana en el medievo lo cedería el regente a los monjes allá por el 1405. Hoy se ha convertido en un paraje idílico y bucólico ideal para pasar los fines de semana en familia. Lagos, casas pintorescas, mucho verdor, casitas de madera pintadas de colores; un pueblo de postal.


Frente al lago Galve, que es como de ensueño, se erige la majestuosa fortaleza de Vytautas. Se trata del único castillo de Europa Oriental construido en una isla.

Paseo embebido contemplando las canoas y barcas sobre el agua mansa. Por todas partes revolotean y planean las gaviotas. Para completar este cuadro paisajista surgen bellísimos cisnes que navegan sin prisa sobre la horizontalidad imperturbable del Galve.







Ya dirigiéndome hacia la fortaleza de Vytautas, siglo XIV, me encuentro con una estructura diáfana de ladrillo visto gótico mudéjar. 



La visita merece la pena, penetrar en las diferentes salas y subir y bajar por rampas y escaleras. Aquí ahondo en la figura del regente de este castillo, de estética exterior preciosa, como de cuento de hadas. En la moneda de dos euros puedo hallarle cincelado. 



Y es que fue Vytautas quien introduce el dinero en Lithuania como objeto de transacción económica, mercantil. Con anterioridad los pagos se realizaban entregando unas barritas de plata muy singulares. La moneda de dos euros se conoce por aquí como "Vytis", en referencia a Vytautas. Me han sacado seis euros por la entrada, pero bien los vale, así como el euro con cincuenta de más que me permite hacer fotos. La historia de este castillo está ligada a los asedios otomanos, "talados" definitivamente por Vytautas en la batalla de Grunewald en 1410. Tras esta victoria épica el regente se instalaría aquí y aboliría la función del castillo meramente defensiva.

A su muerte, la fortaleza fue asaltada por el vulgo, que venía a por "material" arquitectónico para construir sus propias casas. Las piedras de esta fortaleza, pensarían, irán de fábula para erigir mi modesta morada.




No hay comentarios: