Páginas vistas en total

martes, 4 de agosto de 2015

MURO DE LAS LAMENTACIONES Y CENÁCULO

DOMO DE LA ROCA MAQUETA


Rumbo al monte de Sión para visitar un edificio poco rimbombante del siglo XIV ubicado en el enclave donde Jesús se reunió con sus discípulos para su última cena. Al lado, la tumba del rey David.




 CENÁCULO Y ACCESO A TUMBA DE DAVID

Todo muy espartano, nada impresionante. Mujeres y hombres deben entrar separados en la sinagoga y con la cabeza cubierta. Estoy en una sala pequeña, mucha gente orando ante el sepulcro de David. El cenáculo es espacioso, adusto, acaso menos inane debido a la presencia de unos bellos arcos y columnas.

Es muy interesante la visita a la torre de David, la sala del mundo árabe es preciosa. Mucha expectación recaba la iglesia de la Virgen María, donde fueran enterrados también sus padres, Joaquín y Ana, y la implacable, valerosa y sobresaliente reina Melisenda, hija del rey Balduino II.


TORRE DE DAVID

La iglesia, amplia y grande, desciende a una cripta iluminada con cirios. Se me antoja algo lóbrega. Aquí se hallan los sepulcros.


  

MURO DE LAS LAMENTACIONES



  
Donde se hallara el Templo de Herodes en el 20 a.c se erige este muro de preces fervorosas. Me hallo en un escenario sagrado de
Ultra ortodoxo que rezan con todo el cuerpo, transidos de fe, ruegos, peticiones, meciéndose en una especie de trance espiritual.

Esperan así el advenimiento del Mesías. Destruido el templo en el año 70, los judíos se reúnen aquí para orar.




No hay comentarios: