Páginas vistas en total

viernes, 7 de agosto de 2015

MAR MUERTO



Acuden en masa aquí gente de toda nación y condición, pese al calor, que es como de horno microondas, buscando los famoso baños de lodo grumoso, negro y asqueroso que una vez untado, dejándolo reposar unos minutos al sol, cuando lo retiras comienzan a ejercer su benéfica influencia sobre la dermis.



Los beneficios del mejunje pastoso, repleto de sales, magnesio, potasio, cloro, bromuro, calcio, son innumerables.


El mar con mayor cantidad salina del planeta, el lugar más bajo de la tierra, es un infiernillo sofocante, no te recomiendo periodos superiores a los tres cuartos de hora. El agua es extremadamente salina, la sensación en la piel, oleosa, flotas como un leño de un galeón pirata...

Por todas partes hallarás toda suerte de remedios de sales, cremas, algas, productos del mar muerto que prometen milagros en las pieles más agostadas, ajadas y añosas.

La playa, que es preciosa, tiene sus chiringuitos para comer, pero la sensación predominante es la de un calor que no es de este mundo...

Está todo preparado para el turista, zonas acondicionadas, vestuarios, terrazas estivales, bares, mesas para sentarse, sombrillas, etc.

No es buena idea aventurarse a poner la toalla en el primer tramo de playa que se nos antoje...

Algunas zonas son sumamente peligrosas debido a fosas y terrenos inestables donde te puedes hundir. Hay que acudir exclusivamente a las que ya han sido debidamente habilitadas.



No hay comentarios: