Páginas vistas en total

domingo, 5 de julio de 2015

LEYENDA DE HÉRCULES


 EFIGIE DEL REY BREOGÁN ANTE LA TORRE DE HÉRCULES

Alfonso X “El Sabio” nos cuenta que, según la mitología, existió un gigante de nombre Gerión, quien tenía aterrorizados a todos los habitantes de Briganthium.

En una dura y larga batalla de tres días logra derrotarle y como trofeo toma su cabeza, la entierra y en ese mismo punto erige una torre y funda una ciudad a la que daría en llamar Crunia:

“…Sus fronteras estaban en el siglo XIII delimitadas por las actuales calles de Santo Domingo, Zapatería, la travesía de Puerta de Aires, el callejón de Herrerías, la calle de la Maestranza y la división entre la Casa de la Moneda y el convento de Santo Domingo.
Dentro del recinto amurallado se levantaban las parroquias de Santiago y Santa María (la Colegiata) y, en el interior, se alzaba una pequeña fortaleza alrededor de las calles Santa María, Sinagoga, Herrerías y la plazuela de Santa Bárbara…”

Entre los siglos XIII y XV asistimos a la resurrección de La Coruña, que desborda sus antiguos límites de la Ciudad Vieja para crecer más allá de las murallas al ritmo que marca el pujante puerto. Nace así la Pescadería, el barrio donde residen los comerciantes y artesanos, mientras que la oligarquía que dirige La Coruña permanece en sus mansiones del casco histórico.
A finales de la Edad Media, 200 coruñeses habitaban en la llamada ciudad Alta, mientras que la Pescadería ya contaba con 900 paisanos.

Seguimos pues con la marcha de Hércules. Culmina el faro Espán y dota a la torre de un candil con fuego eterno y un espejo para ver arribar a las naves enemigas.


Así queda recogido en “El libro de las invasiones” la leyenda narrada por unos monjes irlandeses del siglo XII, donde conocemos al rey Breogan, quien funda Brigantium y erige la Torre de Breogan.

No hay comentarios: