Páginas vistas en total

jueves, 16 de julio de 2015

CAESAREA (CESAREA)





Toca hablar de una ciudad fundada en el año 20 a.c, villa donde fuera coronado el emperador Vespasiano y donde perdieran la vida 20.000  judíos en una cruenta revuelta contra los romanos en el año 66 a.c



Toca hablar de la que fuera capital de la provincia de Judea durante 600 años, donde estuviera el enclave fenicio de la Torre de Straton y el rey Herodes tuviera que cederle la ciudad a su contrincante, César Augusto.

Me encuentro con las ruinas del teatro romano, en estado de conservación increíble, que parece querer zambullirse en el mar mediterráneo.

Lo más inconcebible es que se ha invertido muy poco en restauración, con lo cual, encontrarlo así, todo impecable e impoluto, es casi un milagro.

El granito y el mármol a mi alrededor, que es profuso, proviene de Asia Menor. Imagino este lugar en aquella época de esplendor; con su hipódromo, el teatro en pleno funcionamiento; una Caesarea o Cesarea sumida en pleno auge comercial.

Voy en busca de lugares fotogénicos y enseguida los hallo en el Templo de Herodes, con esas vistas magníficas del océano. En este lugar encuentro también restos de mosaicos de la que fuera la piscina de Herodes; éste ornamento quedó al descubierto a raíz de una tempestad…





Las murallas que circuyen el lugar fueron erigidas por Luis IX, en la época de las cruzadas. Precioso acompañamiento, pienso yo, para no dejar solo al soberbio teatro.

Caesarea conocería también la visita del sultán Beybars allá por el año 1291; a partir de entonces comenzará su paulatino abandono y declive.

Pero mi asombro continúa cuando llego hasta el acueducto, que es inmenso, interminable, 15 km de longitud,  y sobre todo, está en un estado de conservación inimaginable. Ello es debido a que permaneció sepultado bajo la tierra. Al fondo, un precioso telón marino de color azul…








.

No hay comentarios: