Páginas vistas en total

viernes, 17 de julio de 2015

AKKO.SAN JUAN DE ACRE




Turno para la egregia ciudad de Akko o San Juán de Acre, lugar desde donde partían las tropas cruzadas para recuperar territorios cristianos.

Se trata de una de las urbes más antiguas del mundo; probablemente fundada entre el 1500 al 750 A.C, cuando cayera en manos de los asirios.

De pasado británico, fue Akko “·parada” de acogida de supervivientes del holocausto.

Los otomanos también dejarían su huella durante 400 años. Me llama la atención inmediatamente la barrera fortificada frente al mar, flanqueado por doquier por “caribeñas” palmeras.




Digo adiós al mar mediterráneo para adentrarme tierra adentro.


San Juán de Acre, conquistada por los cruzados en 1104 y última capital del reino hasta 1291, me recibe con una “fiesta” de colores azules y blancos, el añil, el azul turquesa, utilizado para espantar a los bichos, mosquitos, etc. Cualquier color que nada tenga que ver con los propios de la fruta produce este alejamiento de los molestos insectos.



La villa que visito fue mencionada por primera vez en los textos execratorios egipcios y en las tablillas de Amarna (siglos XV-XIII a.c)

Esta tierra vetusta, añosa, legendaria, fue aquella que recorrieran y poblaran las primigenias tribus de Aser y las tropas del mismísimo Carlomagno. Ahora yo sigo sus pasos, mientras abordo la preciosa zona vieja o casco antiguo intramuros y observo maravillado la ciudadela construida sobre las ruinas cruzadas por El-Jazzar, de sobrenombre “El carnicero”, debido a su extrema crueldad.



No hay comentarios: