Páginas vistas en total

viernes, 31 de enero de 2014

SHANGHAI: ZONA ANTIGUA



 Llegada a la ciudad más proclamada y, acaso más egregia, de todo el circuito. Renombrada y refulgente, pasa de boca en boca y se pasea en limusina la descollante e imprescindible Shanghai.

Es como una gran diva en el reino de los parias. Me deslumbra enseguida su aura cosmopolita; su talante moderno y vanguardista que muestra ademanes y “blasones” europeos o netamente norteamericanos.

Shanghai se desliga de la precariedad china para transformarse en un cisne de plumaje elegantemente acendrado.

Desde mi hotel, camino hacia el centro urbano tomando la larguísima Henan Road, si bien, pronto cambiaré de ruta en mi siguiente expedición para hacerlo a través de Fangbang Road.


Aquí obtengo ya mi primera toma de contacto con la china clásica y antigua, en perfecta sincronía y curioso contraste con la modernidad más puntera a cinco minutos de distancia.

Por la noche, esta parte de la ciudad se subleva y converge en excelencia, con esos edificios vetustos iluminados como antorchas de un bajel vikingo.



Fangbang Road me recibe con un rosario de encantadoras tiendas que se nutren de atavismo y fachadas ancestrales.



Al fondo, los rascacielos pintan un óleo antagonista. Shanghai es atractiva, vibrante, vital y comercial; epicentro de moda, negocios, compras, tiendas de lujo, gangas y falsificaciones…

Recomiendo deambular por Fuyou Road y aledañas, tomar el metro en la línea 10, apearse en Yuyuan Garden Station para visitar los alucinantes jardines y recorrer tranquilamente la inmensa Renim Road, Nanjing Rd… en general, los afluentes esenciales de éstas nos dejarán un sabor permanente a céntrico Shanghai.






4 comentarios:

Sheol13 dijo...

La China clásica tiene que ser de lo mas pintoresca. Gran viaje Victor, me alegra que lo compartas con nosotros, así a través de tus fotos y tu crónica nos dejas formar parte de tus maravillosas experiencias viajeras. Un abrazo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Sheol! Sí, la verdad es que ha sido un viaje pintoresco. Yo soy el agradecido, pues me asomo a vuestra ventanita para contaros lo que he visto por ahí afuera, y vosotros me atendéis y escucháis siempre con interés y lealtad. Un abrazo!

fus dijo...

Shanghai fuè unas de las ciudades que màs nos impactó, igual porque fuè la primera ciudad que visitamos, pero no puedo olvidar un paseo en barco por la bahía en medio de esos rascacielos y cuando visitamos la shanghai antigua, además fuimos a una ciudad medieval llamada Zhouzhuang rodeada de canales que nos parecìò increíble. Que buenos recuerdos nos trae con estas entradas.

un abrazo

paco

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Fus! gracias por la visita. Nos pasó igual. Shanghai nos hechizó. Ya está lista la segunda parte. Un saludo