Páginas vistas en total

miércoles, 17 de abril de 2013

CRÓNICAS LUSAS: NAZARÉ


En el distrito de Leiria llegan mis pasos hasta una villa que liga su nombre en perfecta trabazón a los milagros de Nuestra Señora de Nazaré.

Exuda tal nombre un cierto reflujo sacro, y ya creemos o intuimos un flujo histórico de profusas narraciones acerca de profetas y mesías, milagros inexplicables y dogmas teológicos.
Pero la mirada no nada entre salmos y evangelios... más bien cabalga sobre las argénteas olas del mar, que se me antoja revoltoso y zascandil, plateado y albo...

Encuentro en esta villa de pescadores, cuyos rumores de vida pretérita me remontan al año 1643, un bonito santuario que inmediatamente origina una sinápsis con mi idea primigenia de la santidad y lo sagrado.


Es blanco, como las huellas que voy dejando a mi paso por Óbidos, Elvas, Lisboa...


SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE NAZARÉ.

Una escalinata prominente nos eleva hasta el "sanctasanctórum", donde me asombra y alumbra el ánimo el magistral altar, tanto como las idílicas panorámicas desde las azoteas privilegiadas del mirador.

SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DE NAZARÉ


El blanco se funde con el océano atlántico para vestirse de plata entre olas bravías y espuma de seda.
Azoteas, panorámicas, un sueño contemplado desde las alturas... es posible gracias al funicular, construido por un discípulo del afamado Eiffel.
Un apunte más, de carácter culinario en esta ocasión. Es típico deleitarse por aquí con una buena calderada: pescados variados con patata cocida. También el sempiterno bacalao (más de 300 variedades) y marisco.
Nazaré está plagado de tentadoras propuestas gastronómicas en su amplio bagage de restaurantes y marisquerías.

4 comentarios:

D.Edelweiss dijo...

Hola Victor me ha gustado mucho una frase que dices "El blanco se funde con el océano atlántico para vestirse de plata entre olas bravías y espuma de seda" es muy poético. Excepcional toda la narración y me ha parecido mágico el santuario de nuestra señora de Nazaré
Un abrazo hasta pronto :)

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Edelweiss! gracias por tus elogios, me agradan tus visitas. Es un lugar fabuloso, sin duda, muy muy relajante. Hasta pronto amiga

fus dijo...

De Nazaret me maravillò su paisaje y cuando yo estuve, habìa una industria del punto muy floreciente, todos nos compramos unos jersey de puntos gordo color marfil, parecíamos de la misma familia...jajajaja

un abrazo


fus

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Paco! ¡Qué divertido! todos igualitos... sí, la verdad que aquí en Portugal hay mucho tejido y de gran calidad. Gracias por tu visita. Un abrazo