Páginas vistas en total

lunes, 17 de diciembre de 2012

ALGUNAS FOTOS DE LA PLAZA MAYOR DE MADRID Y MÁS...



CAFETERÍA CANTALEJO. MARAVILLOSOS DESAYUNOS. MEJ0R SERVICIO. UBICADA EN LA CALLE TOLEDO, SOBRE EL Nº59.

Y ahora, algunas fotos de la fantástica PLAZA MAYOR DE MADRID.




SALIENDO YA DE LA PLAZA MAYOR, ESTA MARAVILLOSA RELOJERÍA ANTIQUÍSIMA, "EL RELOJERO DE LA CALLE DE LA SAL".


POSADA DEL PEINE, UNA MARAVILLA ARQUITECTÓNICA. YA MUY CERQUITA DE LA PUERTA DEL SOL.

EL RASTRO DE MADRID III


CALLE CARLOS ARNICHES, EL RASTRO DE MADRID

Ascendiendo por Carlos Arniches encontramos a nuestro paso más ropa, puestos llenos de vestimentas usadas y relacionadas íntimamente con camisas, pantalones, chaquetas, todo revuelto, formando una compota “vestuaria” sobre mesas enormes.

También es éste un buen lugar para salir en pos de las típicas tiendas de antigüedades, muebles, legados perdidos de familias ancestrales, que han dejado en el Rastro la huella huérfana de otros tiempos, ya arcanos.
Es el momento de virar hacia cualquiera de las calles aledañas y sumergirse en ese intervalo de la historia de ayer: usos diferentes, costumbres, otras tendencias, cultura, estilos, moda…
Mejunjes gregarios de “trapos” vestidos de “chollos y gangas”, a precios irrisorios, en muchas ocasiones, casi en perfecto estado o, de hecho, en muchas ocasiones, en perfecto estado. Este es un mercadillo de oportunidades, de buscar tesoros ocultos…

La cosa se torna entre caótica y apelmazada en la multitudinaria Plaza del General Vara de Rey. Ropa, complementos, zapatos, por doquier, como un maná que en vez de repartir alimentos repartiera ropajes, atavíos y menaje del hogar.


CAFETERÍA RONDA. A LA ALTURA DEL Nº18 DE LA RONDA DE TOLEDO.

Desayunos fantásticos, buen servicio. Mucha clientela. Atienden rápido y con amabilidad.

CAFETERÍA EL DIAMANTE. CERCA DEL Nº59 DE LA CALLE TOLEDO.

Los desayunos son fantásticos aquí también. Buenas raciones de churros y porras. Siempre lleno de gente.

CARAMELOS PACO. TAMBIÉN EN LA IMPRESCINDIBLE CALLE TOLEDO,

MUY CERCA YA DE LA PLAZA MAYOR. REFERENTE DE LA ZONA. TODO EL MUNDO HA PARADO AQUÍ ALGUNA VEZ PARA COMPRAR CARAMELOS O HACER FOTOS DEL IMPRESIONANTE Y MARAVILLOSO ESCAPARATE.

CAFETERÍA CANTALEJO. OTRA CAFETERÍA TOTALMENTE RECOMENDADA. DESAYUNOS FANTÁSTICOS, MEJOR SERVICIO. NOMBRADA EN MI NOVELA "EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS".

El Rastro de Madrid II


CALLE DE MIRA EL SOL, EL RASTRO DE MADRID

…Y como íbamos diciendo, caminando por la calle de Mira el Sol, enseguida desemboco en la multitudinaria Plaza del campillo del mundo nuevo.

Aquí podemos encontrar muchos libros, revistas eróticas, del corazón, del automóvil, científicas, musicales, etc…
Cómics, coleccionismo, gente intercambiando cromos, chapas, calendarios, de todo…
También una inmensa enjundia de zarandajas vetustas que, acaso, tuvieron gran valor antaño, y hogaño, sólo sentimental.

El Rastro es aquí exuberante y gregario. Puede resultar fatigoso pero recomendable ascender por la escarpada calle de Carlos Arniches.

PLAZA DEL CAMPILLO DEL MUNDO NUEVO


El Rastro de Madrid


FOTOS TOMADAS EN LA CALLE RIBERA DE CURTIDORES, EL RASTRO DE MADRID.

Un caudaloso cauce de almas errantes humanas discurre por Madrid, afluyendo hacia angostos callejones atestados de inveterados comerciantes que expenden toda suerte de género.
Me encuentro en el famoso Rastro de Madrid, así denominado en referencia a la truculenta remembranza del matadero que existía en la zona de Ribera de Curtidores en el siglo XVI.

El “Rastro” era la estela que dejaban los animales moribundos que eran conducidos al matadero para ser desollados.
Corría el año 1740 y por entonces, existían más de 3000 puestos.
Comienzo esta ruta compartida con mis lectores en la famosa Ribera de Curtidores, vía principal de este cónclave de gentío, así como la popular Plaza de Cascorro.

Predominan las prendas de vestir de toda índole. También típicos “souvenirs” nacionales, abanicos, castañuelas, navajas, sables, material eléctrico y del hogar, música, lienzos pintados magistralmente por artistas ignotos, y no por ello, menos sobresalientes.

Me adentro en la calle de Mira el Sol, con rumbo a la abarrotada Plaza del campillo del mundo nuevo, donde me rodean comerciantes cuyos puestos están atestados de revistas, cómics, libros, cd´s…
Desde aquí, es buena opción encomendarse a las caminatas pacientes por la empinadísima Carlos Arniches, pero eso será un poco más adelante…