Páginas vistas en total

domingo, 26 de agosto de 2012

Georgia: catedral patriarcal de Svetitshoveli



CATEDRAL DE SVETITSHOVELI.

Destilando esencias georgianas, distiendo los hilos de una crónica viajera que nos llevará hasta la catedral patriarcal de Svetitshoveli o de los 12 apóstoles.

Estoy en la imprescindible localidad de Mtskheta ante una maravillosa edificación del siglo XI, la mayor construcción medieval de todo el país.
Se repite como un verso heredado la rutina del campanario concomitante o acompañante de posterior construcción, siglo XIII.
También la cantinela de las demoliciones y constantes nuevas edificaciones hasta la actual.

Digno de laudable panegírico es el magnífico recinto amurallado, no en vano, es el más importante monumento de la cultura, arte y arquitectura de toda Georgia.

Con semejante carta de presentación queda patente que la catedral de Svetitshoveli es uno de los más notables puntos álgidos del país.
Debemos su construcción al catholicos Melkisedec I y Jorge I.



En su interior nojs sobreviene en gemela concomitancia el asombro y la velada desilusión, pues se topan mis ojos oscuros con pinturas preciosas pero algo desvaídas, con sus colores prístinos huidizos como forajidos, colores gastados de tanto colorear el momento y la impresión.

Paseo entre lápidas, sarcófagos, tumbas, lechos póstumos de piedra... son las tumbas de los santos y monjas que ayudaron en su reconstrucción.
Es sencíllamente alucinante la réplica de la capilla del Santo Sepúlcro de Jerusalen, que encontramos en el interior.

También la de la tumba del archifamoso monarca fundador Vakhtang Gorgasali.
En este templo de oración tan insigne yacen bajo el subsuelo los catholicos Melkisedec I, Erekle II o Jorge XII.



Los sepulcros que voy encontrando en esta zona del interior son una maravilla y datan de los tiempos de regencia del monarca Mirian (SIV).
La catedral de Svetitshoveli fue demolida en múltiples ocasiones por las huestes mongolas de Timur Lenghi en el siglo XIV.

Su construcción, la primera, se produce en el año 337, tras declarar la cristiandad el rey Mirian.

RÉPLICA DE LA CAPILLA DEL SANTO SEPÚLCRO DE JERUSALÉN

4 comentarios:

Sheol13 dijo...

Impresionante monumento, una pena que las pinturas se deteriorasen con el tiempo. Un abrazo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Sheol! Gracias por la visita y el comentario, me alegro que hayas disfrutado con esta crónica. Un abrazo, gracias por pasarte por aquí.

D.Edelweiss dijo...

Aparte de buen escritor eres buen fotógrafo. Que manía tienen los hombres con destruir cosas... suerte que resurgiera de sus cenizas
Un saludo

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Edelweiss! gracias, es un honor tenerte por aquí y que me consideres un buen escritor, gracias.

Las fotos la verdad que están bien creo yo, me gusta mucho la fotografía también. Es la historia de la humanidad, el hombre luchando contra el hombre y destruyéndolo todo a su paso, somos una lacra la verdad. Gracias por tu visita, me gusta mucho como escribes también.
Un saludo