Páginas vistas en total

martes, 26 de junio de 2012

Armenia: Yerevan; una ciudad vibrante y preciosa

PLAZA DE LA REPÚBLICA, YEREVAN, ARMENIA.


Hay algunos lugares del planeta donde uno se siente acogido y bienvenido desde el primer contacto con sus gentes anfitrionas, sea uno forastero o trotamundos sin hogar reconocido o declarado.


Es la sensación de hallarse en casa, de que la frontera disipada en la lontananza es liviana e imperceptible, no se añora con morriña inconsolable al apreciar el cariño espontáneo, cordialidad y hospitalidad de quien nos abre la puerta de su casa.


Es el caso de la preciosa, jovial y animadísima capital de Armenia, Yerevan.
Es fácil moverse en esta ciudad, con sus elegantes letreros azules en postes de estilo neoyorquino y abundante información en lengua inglesa.


El latido de Yerevan emite su gregario ronroneo en epicentros imprescindibles como la maravillosa Plaza de la República, con sus monumentos y fachadas soberanas y hermosísimas que se asoman o encaraman a:


Tigran Mets, Amiryan Str, Sayat Nova, la calle Abovyan (la zona más antigua de la ciudad, antes llamadaAstafyan, que era donde vivía la gente más pudiente y estaban las tiendas más lujosas de las grandes firmas europeas), o también Nalbandyan Str, que debe su nombre al poeta cuya obra, "Verk Hayasdani" ("Heridas de Armenia") fue adaptada como el himno nacional.


Es un deleite pasear por esta ciudad exenta de "amenazas delictivas" y perderse por Tumanyan Str para desembocar en la concurridísima área circundante de la denominada "Cascada".


Se trata en realidad, antes de que nuestra mente proyecte ya espumosos borbotones del Iguazú, de una original estructura piramidal, obra del arquitecto Djim Torosyan, discípulo del arquitecto de la ciudad,Alexander Tamanyan, que está rodeada de fantásticas estatuas.
Para tomar algo puede uno permanecer en este punto álgido de Yerevan, agasajado con multitud de locales de lo más interesantes y pródigos en clientela itinerante.


Otras opción es discurrir por Northern Ave o "desgastar" Tumanyan Str con nuestro paseo hacia el bello lago de los cisnes, idéntico en morfología al deslumbrante y famoso Lago Sevan, del cual hablaré más adelante en próximas crónicas viajeras.


La vetusta Erebuni (782 A.C), convertida ahora en flamante Yerevan, nos sorprende a cada paso con fantásticas estatuas de ínclitos personajes de la cultura y la historia, como la de Alexander Tamanyan,sobresaliente arquitecto de la ciudad, o la magnífica "Mother Armenia", portando una portentosa espada que forma una cruz con su cuerpo. Sobre su altanero pedestal se erigía otrora la figura de Stalin.




JUEGOS DE LUCES Y SONIDO EN LA PLAZA DE LA REPÚBLICA, YEREVAN.


Una de las más emblemáticas, sin embargo, se me antoja la dedicada al compositor Komitas (1869-1935),fundador de la música clásica y contemporánea de Armenia, superviviente del genocidio armenio, personaje queridísimo en el país, a quien se debe la conservación y recuperación del folclore armenio.


Su efigie se halla en la Plaza de Francia, ante el conservatorio estatal que lleva también su nombre.


Atraviesa Yerevan el río Hrazdan como escondido en un cauce sigiloso que pretendiera pasar desapercibido. La noche nos depara una sorpresa de rutilantes iridiscencias, vestida de gala en la Plaza de la República.
Las fuentes de colores alumbran la noche y revolotean juguetonas, proyectando fulgores entre saltos de agua circenses. La música resuena mientras se produce la hídrica danza.


Charles Aznavour, mecenas benefactor, reconstructor de la ciudad, cantante francés de origen armenio y reputadísima carrera internacional, es protagonista habitual de estas magníficas y delectables comparsas musicales..


El ambiente se hinche de alborozo, revuelo de gente, murmullos y cámaras de fotos inmortalizando escenas policromadas...


Armenia, devastada por mil batallas y constantes exabruptos terráqueos, se despliega como una flor hermosas en la acogedora Yerevan. Los fines de semana no debemos perdernos la oportunidad de merodear por el interesante mercado al aire libre de Vernissage.


Mucha pedrería, bisutería, magníficos batiks, que son como tapices de bellos tejidos de colores efectuados a mano, a la manera tradicional, piedra por doquier, malaquita, jade, obsidiana, cuarzo, lapislázuli, ámbar... objetos fantásticos tallados en madera, llaveros, colgantes con la inicial de nuestro nombre en caracteres armenios, todo en madera o en piedra, obras de arte, lienzos maravillosos, telas sedosas o de teka, crucifijos, mucha simbología sagrada, iconos... un paseo por la cultura e idiosincrasia armenia...


Mi recorrido por este país se dirige ahora hacia mi próximo destino: la catedral de Echmiadzin y la iglesia de Santa Hrípsime. ¿Os venís?



ESTATUA DE MOTHER ARMENIA.

No hay comentarios: