Páginas vistas en total

jueves, 29 de marzo de 2012

Granada, cuna de La Alhambra (II)


MONASTERIO DE SAN JERÓNIMO. ARQUITECTOS: DIEGO DE SILOÉ, JACOBO FLORENTINO, PEDRO DE OREA Y MARTÍN DE NAVARRETE.

Prosigo con mi crónica granadina prorrogada para abarcar ahora las excelencias inefables de esta ciudad donde el magistral arquitecto Diego de Siloé juega un rol conspicuo y descollante, prolijo y siempre cautivador.
De la mano de este burgalense sobrenatural quiero llevar conmigo al viajero infatigable hasta el fantásticoMonasterio de San Jerónimo (C/Rector López Angüeta 9).

De dimensiones más que magníficas, destaca la portentosa iglesia, donde trabajaron para su construcción en 1496 Diego de Siloé, Jacobo Florentino, Pedro de Orea y Martín de Navarrete. Fue fundado por losReyes Católicos, quienes lo ceden después a la orden religiosa.

No puede uno permanecer "indemne" ante el increíble altar, rebosante de hornacinas con imágenes sagradas, y esos arcos, bóvedas y capillas laterales policromados con pinturas fantásticas y la profusa ornamentación barroca de dorados, que se alían con verdes, blancos, rojos o tonos apastelados.

Con la desamortización de Mendizabal los monjes abandonaron el monasterio en 1835.

Y ya que hemos comenzado "intimando" con el clero, continuo con otro recinto sagrado: El Monasterio de la Cartuja (SXV-XVIII).

Fundada en el año 1506 por "El Gran Capitán", Gonzalo Fernández de Córdoba, merece la pena la visita aunque sólo fuera por contemplar el deslumbrante Sagrario o Sancta Sanctorum, donde trabajaron arquitectos de la talla de José de Mora, Risueño o Duque Cornejo.

De prolija y sublime ornamentación, comienza a construirse en el año 1516. Como acaeciera en elMonasterio de San Jerónimo, tuvo monjes hasta el año 1835.

Destacan los enormes y fantásticos cuadros de Sanchez Cotán, como "La Santa cena", que hallamos en el refectorio.
En la interesante capilla de Legos nos recibe Vicente Carducho con su maravillosa "Visión de San Hugo".De este pintor encontraremos otras obras parejas en la sala Capitular.

La iglesia es sencillamente espectacular, una obra de arte. Llama poderosamente la atención el trabajo inefable de Hurtado Izquierdo en la sacristía, todo un lujo de estilo barroco tardío.

También de la mano de este arquitecto surge el increíble baldoquino del altar mayor, con lienzos nuevamente de Sánchez Cotán.

Cambiamos de rumbo y "amerizamos" en Sacromonte, visita imprescindible para visitar las casas cueva,muchas de ellas con espectáculos flamencos y habitadas hasta mediados del siglo XX.
Se puede coger el autobús número 35 en la céntrica Gran Vía de Colón.

El paisaje aquí se torna albo, con esas casas blancas en un reflejo de puro sincretismo con la montaña.
En Sacromonte recomiendo comer en el bonito y coqueto Restaurante Casa Juanillo. Espectáculos flamencos de gran calidad pueden verse en "La Canastera" o en "Venta El Gallo".

CASA CUEVA "VENTA EL GALLO", CON ESPECTÁCULOS FLAMENCOS.

Son también bonitas las casas cueva como: "La Faraona Zambra" o la de "Jesús El Negro".
La joya granadina por excelencia, que atesta de turismo la ciudad, es sin lugar a dudas La Alhambra o "Al-Qalat Ahmra", ("fortaleza roja").

Así se denomina, según narra una de las diversas versiones que he podido encontrar, ésta que yo elijo me parece la más bonita, debido a su fulgor rojizo a la luz de las antorchas cuando se construía al anochecer; el fuego de las llamas cimbreantes confería a La Alhambra un cierto halo de castillo o fortaleza de color ígneo.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, será la musa que inspire al escritorWashington Irving a escribir en 1829 sus famosos "Cuentos de la Alhambra" tras su paso por la ciudad.

Cualquier añadidura u ornato literario que yo pueda imprimir sobre el papel para ensalzar su belleza quedará mermada ante la contundencia de la realidad esplendorosa.

La Alhambra hay que festejarla y venerarla, devorarla con la mirada, celebrar un festín pantagruélico de arrobo y emoción.

Bastante más pacato e insignificante me parece el Palacio de Carlos V, con su singular y un tanto estrambótica fachada sillar, de sillería o almohadillada.

Fue construido en el año 1526 tras su boda en Sevilla con Isabel de Portugal.

Por ello, con permiso del ilustre personaje, me traslado ipso facto hasta los Palacios Nazaríes.

Mi consejo, por cierto, es comprar las entradas para La Alhambra con anticipación y por internet, pues las colas que se forman ante las taquillas son de órdago.

La dinastía nazarí la funda Muhammad I Al-Ahmar en el año 1238, quien inicia la construcción del magnifico complejo palaciego instalando la sede de la Corte en la colina de la Sabika.

PATIO DE LOS LEONES, ACTUALMENTE EN RESTAURACIÓN.

Fácilmente se nos irán tres o cuatro horas visitando La Alhambra, pues uno corre el riesgo de quedarse embobado absorbiendo las maravillas que le esperan en los tres palacios nazaríes: Mexuar (Ismail I), Comares (Yussuf I) y el palacio de los leones (Muhammad V).

Es alucinante el Patio de los Arrayanes, con esa plácida confluencia entre arquitectura y agua que invita al relajo y la inspiración de los vates (poetas).

El Patio de los leones, con esa docena de felinos líticos "en redondela", está actualmente en pleno proceso de restauración.

Una vez superada la franja hipnótica de los palacios nazaríes, podemos visitar la fortaleza militar de La Alcazaba y el precioso Generalife, con esos juguetones chorros de agua entre jardines que respiran calma y servían de asueto y recreo a los Reyes de Granada.

En definitiva, La Alhambra es un lugar mágico y privilegiado que debe uno degustar y descubrir a su propio ritmo. Las palabras sobran, es momento de sentidos, inspiración y exploración.

EL 02/01/1492 LOS REYES CATÓLICOS EXPULSABAN DE LA ALHAMBRA A BOABDIL, ÚLTIMO SULTÁN DE LA ÉPOCA DE HEGEMONÍA NAZARÍ.


LA ALHAMBRA, PANORÁMICA NOCTURNA DESDE EL MIRADOR DE SAN NICOLÁS.

6 comentarios:

fus dijo...

La hermosa Granada que guarda una historia en cada uno de sus rincones.
Cada vez que voy a la Alhambra descubro en ella algùn detalle diferente que nunca habìa observado.
Granada es grande entre las grandes.

un abrazo

fus

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Fus! así es, Granada, mágica, maravillosa, me encanta esta ciudad, sus gentes amables, ese ambiente agradable y sano, esas tapas, esa Alhambra... Gracias por la visita y el comentario. Un saludo

MORGANA dijo...

Una maravillosa ciudad con un envanto special.
Aún no la conozco y con tu detallada descripción,sé que no debo dejar la oportunidad de conocerla.
Un abarzo,Víctor.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Morgana! es una ciudad maravillosa. Te encantará, ya lo verás. Hechiza por completo. Me alegro que te haya gustado mi crónica viajera. Por aquí siempre serás bienvenida. Un abrazo

Tamara Losa dijo...

Me enamora esta ciudad, La Alhambra es maravillosa pero las calles de Granada, sus tapas, sus gentes... esa alegría relajada que transmiten... Me encanta.

Buen artículo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Tamara! totalmente de acuerdo. Granada hechiza, me embruja, tiene un encanto especial. Es la ciudad andaluza donde me siento más feliz y cómodo. La ciudad donde volvería una y otra vez. Un saludo, gracias por la visita