Páginas vistas en total

viernes, 29 de octubre de 2010

PUEBLA DE SANABRIA, ENCLAVE DEL CASTILLO DE LOS CONDES DE BENAVENTE

CASTILLO DE LOS CONDES DE BENAVENTE.

Nadie que haya visitado alguna vez Puebla de Sanabria puede desprenderse ya del influjo romántico que dimana de sus coquetas y bellísimas callejulas de talante medieval.

Como las prósperas cosechas o la calidad de un vino añejo de renombre ecuménico, Puebla de Sanabria hermosea de un año para otro, como si rociara su empedrada fisonomía con un bálsamo rejuvenecedor.
Atraídos como los zánganos que cortejan a la abeja reina del enjambre en el conglomerado panal, así llegan los visitantes de todos los puntos de la península a este municipio.

Imagen señera, destacable desde la lontananza, es el formidable castillo los condes de Benavente (S.XV), erigido bao el auspicio de Alonso de Pimentel y María Pacheco.
Su estado de conservación es impecable, por lo cual, su visita es de obligación religiosa. Son soberbias las vistas desde "El Macho" o torre del homenaje, así como una delicia es también otear el paisaje entre las atalayas y torreones que saludan a los cauces de los ríos Tera y Castro.
Tras el óbito de Isabel la Católica Ínclitos regentes moraron en el castillo, erigido sobre los cimientos de una fortaleza anterior, como fueron en el año 1506 Felipe El Hermoso y Juana La Loca.

En tiempos de Felipe IV sirvió este espléndido baluarte como muralla defensiva contra las tropelías ofensivas de las beligerantes tropas lusas.

Imprescindible es pasear, sin perder detalle de las preciosas balconadas de madera y las casas nobles blasonadas, por las callejuelas empedradas de esta idílica y concurrida villa medieval, declarada Monumento Histórico-Artístico por la encomiable y tenaz labor restauradora llevada a cabo en su patrimonio arquitectónico: conservación de los tradicionales tejados de pizarra, balcones de madera, casas nobles con fachadas blasonadas...

Conviene aparcar en las faldas del castillo, junto a la ribera del río Tera, pues aunque muchos se empeñarán en estacionar su vehículo frente a la mismísima Plaza del ayuntamiento, o harán cabriolas para atravesar el pueblo por callejuelas estrechas y llenas de viandantes, transitar por Puebla de Sanabria, en plena época estival, es un incordio. Encontrar aparcamiento, una aventura.
En la Plaza Mayor encontraremos el elegante edificio del ayuntamiento (S.XVI), de duple planta porticada, y la majestuosa iglesia de Ntra. Sra. del Azogue, patrona de este municipio.
AYUNTAMIENTO DE PUEBLA DE SANABRIA.

Puebla de Sanabria se disfraza de historias y recuerdos vetustos durante el mes de Agosto cuando sus calles acogen el animadísimo mercado medieval.
Otros monumentos emblemáticos que merecen una visita son sin duda le preciosa ermita barroca de San Cayetano y el fantástico convento de los franciscanos, del siglo XVIII.

No hay comentarios: