Páginas vistas en total

viernes, 24 de septiembre de 2010

BLED; LA ISLA DE LA CAMPANA DEL DESEO. GLOBEDIA.COM 25/09/10

VISTA DEL CASTILLO DE LA ISLA DE BLED DESDE UNA BARCA.
Dejando atrás las primigenias tierras de los represores venecianos, que prohibieron en Eslovenia los símbolos, el idioma y la idiosincrasia croata durante su hegemonía, las mismas tierras asediadas por las huestes germánicas hasta el S.VII., hago una parada de "obligación religiosa" en el despampanante edén que abraza y ampara en su seno a la isla de Bled; paradigma del ensueño convertido en paisaje.


Me vuelve a invadir una sensación de recurrente deleite al contemplar la lozanía de los circundantes Alpes Julianos. Encuentro en este lugar de fantasía onírica ciertas analogías con la ciudad de Füssen, donde se erige el fascinante castillo de Neuschwanstein del monarca, llamado "El rey Loco", Ludwig II de Baviera.
En la lontananza se recorta la figura altanera de la majestuosa torre del la iglesia de Sta.María de la Asunción. Parece flotar sobre el mismo lago como un cisne soberbio y envanecido. Existe en Bled una singular tradición, no apta para enclenques, que dice lo siguiente:


"Será bienaventurado el matrimonio si el novio, antes de contraer nupcias con su futura esposa, la lleva en brazos hasta el mismo altar ascendiendo por la escalinata de la iglesia..." la formidable rampa mortífera está compuesta nada menos que por 99 peldaños...


No menos encomiable resulta la inefable labor de los hercúleos remeros que conducen las pletnas, unas bonitas barquitas de madera repletas de turistas, hasta la iglesia de Sta.María de la Asunción. Un único remero para dirigir la barca atiborrada de turistas... memorable y titánico el esfuerzo que realizan estos formidables atletas navegantes.
PLETNAS PARA TRANSPORTAR TURISTAS A TRAVÉS DEL LAGO DE BLED.

Esta tradición supone un orgullo para los denodados remeros, y para cometer semejante hazaña se preparan desde muy temprana edad. Es una tradición, valga la redundancia, que pasa de padres a hijos. Como requisitos indispensables: ser hombre y haber nacido en la isla de Bled.
Resulta de lo más entretenido visitar el castillo de Blejski, que fuera conocido como castillo Veldes a principios del siglo XI. En este regio lugar se puede disfrutar de ocasionales representaciones medievales en un ambiente de lo más verosímil. También merece la pena fisgonear por la pequeña imprenta, ambientada adecuadamente para conferirle un aura totalmente medieval, el museo y la cantina.

Mencionaba con anterioridad la iglesia de Sta.María de la Asunción. No hallaremos en su interior gran profusión ornamental ni lujos innecesarios, ni destaca sobremanera la afilada torre del campanario, pese a sus más de 50 metros de altura. Sin embargo es reseñable y merecen todo mi elogio los fantásticos púlpitos y altares barrocos, como el consagrado a San Miguel en el año 1687, o el de San Blas.
En esta iglesia del siglo XV-XVI nos sorprenderá de camino al altar una larguísima cuerda suspendida del techo. En este punto es pertinente que narre una curiosa leyenda acaecida en Bled llena de misterio, tragedia y también esperanza.


LA LEYENDA DE LA CAMPANA DEL DESEO
Cuenta la leyenda que habitaba en el castillo una joven viuda que vivía atormentada y desolada desde el aciago día en que unos bandidos le arrebataron la vida a su amado. Como no hallaba consuelo, en su miserable soledad decidió fundir todo el oro y toda la plata para hacer una campana y colocarla en la capilla de la isla.
Pero la desdicha estaba dispuesta a cruzarse en su camino nuevamente y, durante una terrible tempestad, se hundió la barca donde la transportaban. Tanto la campana como la tripulación de la embarcación desaparecieron bajos las aguas del lago.
La joven viuda, desesperada, abandonó la isla de Bled e ingresó en un monasterio de Roma. Tras su muerte, el Papa bendijo una nueva campana y la llevó a Bled. Cuenta la leyenda que, si se hace sonar, tirando de la cuerda tres veces, la Virgen Bienaventurada te concede un deseo.
PANORÁMICA DE LA ISLA DE BLED DESDE EL CASTILLO DE BLEJSKI. DECLARADA CONJUNTO MONUMENTAL HISTÓRICO-ARTÍSTICO EN EL AÑO 1951.

No hay comentarios: