Páginas vistas en total

lunes, 24 de mayo de 2010

SRI LANKA, SIGIRIYA

Sri Lanka V: Sigiriya

Categoría:

Viajes

| Tipo: Reportaje | Tags:

Sigiriya

sri lanka

| 3 Comentarios
En este lugar se encuentran los fabulosos restos arqueológicos del fastuoso palacio donde vivió el rey Kashyapa en el siglo V D.C

SIGIRIYA (LA ROCA DE LEÓN) BAILARINAS QUE VIVÍAN EN EL PALACIO

DEL REY KASHYAPA (SIGLO V D.C)

Estoy llegando al final de mis crónicas acerca de esa tierra lejana y hermosa al sur de la India, haciendo hincapié en destinos que a mi juicio son imprescindibles para aquellos que puedan sentir curiosidad por asomarse a esta fascinante isla de especias, palmeras y budismo llamada Sri Lanka.

Sigiriya es precisamente uno de esos puntos geográficos dentro del país que merecen sin lugar a dudas una visita. Sigiriya, una traducción apropiada podría ser "roca de león", posee numerosos restos arqueológicos sumamente notables.

Comienzo mi expedición por el palacio donde vivió el rey Kashyapa en el siglo V D.C. Llega al poder este ambicioso y ególatra gobernante por medio de un golpe de estado, tras haber asesinado previamente a su propio padre.

Sin embargo su período de regencia fué relativamente breve, pues vive tan sólo 18 años y acaba sus días suicidándose. Este rey vivió rodeado de comodidades, lujos y opulencia, y entre sus más ansiados sueños estaba el de convertirse en el hombre más poderoso del mundo. Amasó una inmensa fortuna llenando su palacio de mujeres que atraían a los visitantes, hombres, y mayormente a mercaderes que rápidamente contribuyeron a ampliar la fortuna del monarca.

Kashyapa concibió una idea palaciega adaptada a las necesidades de los mercaderes que llegaban hasta Sigiriya. Pretendía que se sintiesen cómodos y felices en su palacio y fijasen residencia en Sigiriya, de modo que no tuviesen que marcharse y así incrementar su ya inmensa riqueza.

SUBIDA HASTA LA CIMA DE LA ROCA DE LEÓN.

Paseando en torno a las estancias del palacio de Kashyapa es fácilmente visible todavía el entramado de cañerías y fuentes, así como el enorme foso que rodeaba sus dominios y que estaba, por cierto, lleno de cocodrilos.

Sri Lanka: Sigiriya, restos arqueológicos del palacio donde vivió el rey Kashyapa en el siglo V D.C

A la muerte del rey, los monjes budistas, quienes desprecian abiertamente el modo de vida del monarca, se quedan en este lugar y comienzan asimismo a acercarse las gentes de Sigiriya para conocer su fastuoso palacio.

Hay grabados en las paredes de la roca de león una gran cantidad de "grafittis" (mensajes, rúbricas, textos, etc...), mayoritariamente dirigidos hacia las beldades que bailaban para los visitantes o hacían su estancia más agradable.

Se sube a la gran roca de Sigiriya por una vertiginosa escalera dotada de unos 1000 peldaños. Aunque el ascenso puede resultar algo fatigoso, después, en la cima, las vistas merecen totalmente la pena, amén de los impresionantes frescos que uno encuentra, en perfecto estado de conservación, en la roca. Son imágenes de las mujeres que vivían en el palacio con el fin de acompañar al monarca y garantizar la presencia de mercaderes que vendrían atraídos por sus encantos.

En los frescos mencionados podemos tener la impresión de que las mujeres están casi desnudas. Sin embargo se sabe que cubrían sus cuerpos con sugerentes túnicas semi-transparentes.

En el mismo inicio de la escalinata vemos unas impresionantes garras de león cuya antigüedad se estima en unos 1000 años.

La visita a Sigiriya es una maravilla. Sin embargo, como contrapunto a todo esto hay un detalle a tener en cuenta. Durante nuestro ascenso estaremos en todo momento, lo queramos o no, acompañados por unos ayudantes que se convertirán en nuestra sombra. Nos indican el camino, qué encontraremos más adelante, toda clase de informaciones, dadas con el mayor apremio posible para que no nos entretengamos, nos empujarán para subir, nos indicarán como y donde poner el pié, por donde seguir, donde hacer la foto o donde no hacerla... en definitiva, disfrutar de esta subida en plena fusión con la naturaleza, a tu aire, con tranquilidad es totalmente imposible. Su conducta, como no podía ser de otro modo, la produce la búsqueda de la propina.

La antigüedad de la roca de Sigiriya podría oscilar entre los 1800 a 2.500 millones de años. Las cuevas que vamos encontrando por todo el recorrido son de hace unos 10.000 años y se sabe que fueron habitadas por monjes budistas.

FRESCOS PINTADOS EN LAS PAREDES DE LA ROCA DE SIGIRIYA

CIMA DE LA ROCA DE SIGIRIYA, DONDE VIVÍAN LOS MONJES BUDISTAS.

Existe un fantástico museo de arqueolgía en Sigiriya, inaugurado por los japoneses en Julio de 2009, donde se repasa ampliamente la historia de los restos arqueológicos, la vida del rey Kashyapa, las cuevas donde vivían los monjes budistas, explicaciones acerca de las pinturas o los mensajes escritos en la roca de león, etc...

SIGUIENTE DESTINO: POLONNARUWA.

VÍCTOR VIRGÓS.BLADERUNNER.BLOGDIARIO.COM

No hay comentarios: