Páginas vistas en total

domingo, 23 de mayo de 2010

CHARTRES, JULIO 2009. VÍCTOR VIRGÓS



Francia, Grandes Catedrales: Chârtres y Orleans
Categoría: Viajes | Tipo: Reportaje | Tags: catedrales Chârtres orleans | 0 Comentarios
El gótico más puro y majestuoso tiene cabida en estas pequeñas pero encantadoras villas medievales

CATEDRAL DE SAINT CROIX.

CHÂRTRES- FRANCIA.

Después de recorrer Francia, bordeando la bellísima faz de la región del valle del Loira, visitados más de una docena de castillos, hago una parada en esta tranquilísima y encantadora villa medieval llamada Chârtres.

Sin duda el máximo atractivo y señuelo para turistas es su afamada y fantástica catedral gótica de Saint Croix.

Debo decir que me pareció tan majestuoso su interior como su estilizada fachada, si bien, como apunte negativo, destacaría la excesiva sobriedad, austeridad y penumbra que reina en este espacio de silencio, culto y oración. Las vidrieras son muy hermosas, pero tal vez demasiado abigarradas, confiriéndole a la Catedral de Saint Croix ese aspecto deslucido, desmerecedor de su belleza real.

En todo caso es este un ejemplo prototípico de una verdadera catedral gótica.

Es posible acceder al campanario para obtener una panorámica de la ciudad, pero debo advertir que el precio es relativamente elevado: 7 euros.

Admirado por la belleza de esta catedral, embelesado con la grandiosidad de sus muros, se nos puede pasar por alto mirar hacia el suelo, donde encontraremos un grabado de un laberinto. Simboliza el laberinto que debían recorrer en el medievo los peregrinos a modo de penitencia.

A pocos metros de la catedral hallaremos otra representación de este laberinto en los curiosos jardines de L´Eveche. Quienes deseen tomar contacto más profundamente con la ciudad pueden tomar un trenecito turístico que para precisamente delante de la Catedral.

Chârtres ofrece la posibilidad de perderse por sus callejuelas tranquilas y descubrir así una preciosa vista del río Loira desde el romantico y encantador puentecito que lo cruza en Rue du Massacre.

Antes de abandonar esta acogedora villa medieval no podemos dejar de visitar otra pequeña pero fantástica joya poco conocida, tal vez debido a la sublime presencia de la Catedral de Saint Croix. Me refiero a la preciosa iglesia de Saint Aignan.

Grandes catedrales en dos ciudades francesas con encanto: Chârtres y Orleans
IGLESIA DE SAINT AIGNAN- CHÂRTRES.

Es esta una iglesia del siglo XIV que tuvo que ser reconstruída en el siglo XVI a consecuencia de un incendió que la devastó. Al penetrar en su interior uno inmediatamente repara en la hermosísima techumbre de madera decorada, así como los arcos y columnas laterales, donde predominan hojas, guirnaldas y motivos florales de colores rojos, verdes y dorados.


VIDRIERA DE LA IGLESIA DE SAINT AIGNAN

Las numerosas vidrieras son bellísimas y muy luminosas. No menos impresionante es el vetusto órgano de madera, así como los preciosos frescos que lo flanquean

ORLEANS


CATEDRAL DE ORLEANS. FRANCIA.

Orleans es otra preciosa ciudad medieval francesa que sin duda merece una visita, aunque sólo fuese para acercarse hasta su preciosa catedral.

Como viene sucediéndo en toda la región del Loira, inmediatamente apreciamos el silencio, la ausencia de tráfico masivo, ruidos y barullos. Nada más salir de la estación de tren la vista nos regala la imágen de la enorme y majestuosa iglesia gótica de Saint Paterne. Tal vez lo más admirable, aparte de los rasgos definitivos y prototípicos del gótico en su estilo más puro, es el gigantesco rosetón de la fachada y las medidas, bastante colosales, de esta iglesia.

Orleans es una villa serena donde se pueden recorrer los lugares de interés en bicicleta, caminando tranquilamente o incluso por medio de los bonitos y modernos tranvías que recorren la ciudad.

Quienes buscan el placer de recorrer tiendas y terrazas no deben perderse la Rue de la Republique, ni tampoco la Rue Etienne Dolet y aledañas. Además son estas típicas callejuelas medievales, estrechas, adoquinadas, muy paseables...

Se puede visitar la casa de Juana de Arco, pero debo advertir que los Lunes cierran. Esta vivienda es fácilmente reconocible, situada en la Place General de Gaulle, con su fachada de listones y maderos cruzados, como si hiciesen una malla o red, una ornamentación muy típica en toda la región del Loira que volvería a ver después en Tours, Blois o Vendôme.

Todas estas ciudades poseen puntos estratégicos desde donde sacar preciosas fotos del río Loira. En Orleans puede hacerse esto perfectamente desde Rue Royale, descendiendo por una calle porticada llena de tiendas.

En justo tributo a la heroina Juana de Arco existe una bellisima estatua ecuestre situada en la Place du Martroi, una plaza muy despejada y grande con una fuente decorativa no demasiado destacable.

Y por supuesto, a riesgo de repetirme, la enorme y fantástica Catedral de Orleans, tan espectacular como la de Chârtres y bastante más luminosa en su interior.

VÍCTOR VIRGÓS.BLADERUNNER.BLOGDIARIO.COM

No hay comentarios: